Ataque onírico I: Contratos

Ir abajo

Ataque onírico I: Contratos

Mensaje por Arinn el Jue Abr 19, 2018 12:22 pm

Hola ¿cómo se encuentran?
Sean bienvenidos al primer post que escribo tras la re-apertura del Foro.



Me apetecía comentar un ataque onírico que sufrí hace unos meses. No debido a que me resulte particularmente interesante, ni mucho menos divertido. Pero quizás a futuros usuarios pueda serles útil la lectura de una experiencia como esta, para saber que cosas evitar, a cuales otras estarles alerta y apreciar algunas de las trampas que, aparentemente, son válidas dentro del juego.
En el caso de que ninguna de las anteriores sea el caso, supongo que se le puede invertir su tiempo como historia anecdotica y de ocio...

Dicho sueño transcurrió de la manera más normal en la que los mismos pueden transcurrir.
Me encontraba sentado en la mesa de mi sala de estar, junto a mi abuela y mi tía, mirando estas últimas la televisión. Frente a tal situación, no me encontraba en condiciones de hacer otra cosa salvo jugar con una pequeña bandita elástica que me había encontrado. Querían hablar algo conmigo y parecía importante, por lo que me quedé aburridisimo esperando que terminaran su actividad rutinaria.

Una vez finalizada, mi tía se retira. Apaga la televisión y es aquí donde comienza a llevarse la trampa de forma práctica y activa.
Sentado en la mesa junto a mi abuela, ella saca unos papeles que tenia guardados y los coloca frente a mi sin decirme más palabra. Imagino que como cualquiera, lo primero que hice fue preguntar "¿Para que son estos papeles?"
Ella me respondió que eran unos formularios necesarios para inscribirme en la universidad y que debía firmarlos para posteriormente presentarlos en la sucursal correspondiente. Aparentemente, los habían enviado ese mismo día para mi casa.
Mi reacción fue algo ambigua, ya que estaba seguro de haber realizado todos los tramites en meses y semanas previas, sin tener noción alguna de semejante acontecimiento (pero por otro lado, en el país donde me encuentro residiendo actualmente, son altamente burocráticos, siendo ese un motivo válido para no descartar el envío de un papel random y sin previo aviso a ultimo momento).
En fin, me dijo que ya se había tomado el trabajo de leerlos y que no eran la gran cosa. Que los firme rápido y sin leer mucho, para no perder mi tiempo y poder irme rápido a realizar otra cosa, levantándose posteriormente de la mesa y desapareciendo de la escena.

Hasta aquí todo tranquilo y normal. Pero indagando un poco, tiene su picardia esta escena, muy bien planteada y desarrollada.
En primer lugar, mi abuela es la persona de mas confianza que yo tengo, por ende, es el personaje onírico mas indicado para otorgar algún elemento y que este pase desapercibido. Sin levantar la suficiente sospecha, naturalizándolo...No siendo así con otros miembros de la familia (mi tía se va y nos deja solos para no interrumpir), en una situación previa completamente normal en la vida física de la familia (todos sentados viendo la televisión).
¿Ustedes firmarían un contrato sin leer? ¿Especialmente en el tramposo mundo en el que nos encontramos? ¿Quien se tomaría el trabajo de leer un contrato de forma previa por ustedes e incitarlos a que ustedes no lo hagan? Es algo muy raro.

Independientemente de todo esto, mi abuela se retira (también muy bien planteado, y ya se los voy a explicar) y me quedo solo, con cara de hastío, frente a la cantidad inmensa de hojas que se me presentaban.
La cuestión es que me puse a leer las primeras hojas, donde figuraba mi nombre y algunos garabatos extraños, completamente fuera de lugar y sin ningún tipo de justificativo en un "supuesto formulario serio". Pero como no tenia mucha lucidez dentro de ese sueño (lamentablemente) no me descolocó lo suficiente.
Estaba con tan pocas ganas de tener presente la Universidad en mi cabeza hasta que fuese momento de arrancar, que básicamente decidí firmar y ya...Total, ya se me había advertido que era muchísimo y no había nada verdaderamente importante en el (siendo una especie de recopilatorio de lo que ya sabia).
Encontré un bolígrafo azul, y firme...Parcialmente.

Esta segunda situación también estuvo muy bien planeada.
Primero aquel personaje onírico de confianza me dice que no vale la pena leer el ladrillazo inmenso de hojas y se retira (para no ponerme incomodo y dejando que lo haga a la hora que me apeteciera, sin andar molestando cada diez minutos reiterando lo que ya tengo presente...Siendo esto algo que me irrita un poco, hubiese sido problemático para las intenciones de aquel con el texto tomar esa posición...Lo hubiese despachado fácilmente).
Y dicho bolígrafo, para aclarar, apareció de la nada en la mesa...No recuerdo haberlo visto de forma previa.

En fin, pique el anzuelo y firme...Pero no como esperaba.
Mi forma de escribir es bastante rápida y algo desalineada, pero al tratarse de un documento con aparente importancia, decidí poner un poco mas de empeño de mi parte frente a mi desanimo inicial y firmar en condiciones.
Firme con mi nombre, sin mi apellido (lo cual ya vuelve incompleta la misma. En mi firma diaria coloco todo completo) y tampoco realicé un pequeño garabato que suelo añadir en la misma.
Si vas a firmar algo, tiene que ser de la forma en que lo haces en cualquier lugar. De lo contrario, carece de validez. Seria el equivalente a falsificar, o algo así xD.

Cuando vi la forma horripilante de mi proceder, me levanté de la mesa a buscar un corrector para borrar lo que escribí, y una regla para trazar el garabato en condiciones. Me apetecía que quedase bien.

En ese trayecto, al no encontrar objeto útil alguno en mis proximidades, abrí una puerta hacia una especie de cobertizo (el cual no existe en mi casa física, siendo esto otra prueba más de que algo raro estaba pasando o que el escenario no estuvo bien diseñado. No se barajó en ningún momento que me decidiera por salir de la sala original) y me puse a revisar entre diversas herramientas y elementos del lugar, sin ningún resultado.
Volví a la sala inicial sin darle tampoco mucha importancia, dispuesto a firmar de todos modos. Pero para mi suerte, un nuevo problema se hizo presente...La desaparición del bolígrafo.
En teoría no desapareció. Me lo lleve al cobertizo extraño ese y no me di cuenta en dicho momento hasta hacer memoria.
Pero tras buscar desesperadamente por toda la sala, me dije a mi mismo "Quizás quedó bajo los papeles" y comencé a moverlos, viendo para mi sorpresa que dentro de ese gran acumulado de hojas, con suerte habría escritas cuatro o cinco y el resto eran hojas blancas, colocadas de relleno.
Me impacté un poco al ver semejante espectáculo, teniendo en cuenta que quizás había unas cuatrocientas hojas apiladas, siendo estimativo.

Aquí hay otro buen punto para anotar, ya que dicho personaje de confianza me comento que era mucho texto, nada muy importante, sumado a la insistencia de no leer y dejarlo allí rápido. El texto era algo extraño y todo eso era un relleno y una tapadera, para desanimarme a la lectura del mismo. Lo importante eran esas cuatro/cinco hojas iniciales.

En fin, tras mi sorpresa seguí tranquilo y me puse a tachar la firma como loco con lo primero que me encontré (creo que fue un lápiz) y me fui a buscar a mi abuela para comentarle sobre este "posible error" y esperando que me dijese que fue lo que ella había leído, o donde podía ubicar ese supuesto texto titánico, ya que no se trataba del que yo tenia ni por asomo.
Imagine igual que se trataba de una broma o un error. Me encontraba convencido de que no era un sueño, es más, ni sospeché en lo más mínimo.

Antes de llegar me desperté en el plano físico y me quedé algo confundido, ya que el sueño tuvo un carácter muy vivido.
Tras recapitular me dirigí para anotar ese sueño tan particular y ahí se originó la gran incongruencia de "¿Qué rayos acaba de ocurrir?"
Tras años y años anotando sueños, tras años de analizar los mismos, tras toda una infancia siendo Onironauta con cantidad altisima de sueños lucidos, tras en este momento buscar la recuperación de dicha habilidad perdida con el tiempo, nunca, y me refiero a que nunca jamás tuve un sueño como ese ni planteado desde la misma circunstancia, ni con esas características.

Procedí a calmarme y analizarlo como cualquier otro. Habia una posibilidad de estar exagerando la situación y somatizando algo que nunca ocurrió.
La lectura podría aproximarse, de forma muy simple, a que mi compromiso no estaría presente con la universidad (firme horrible y de forma incompleta, la perdida del bolígrafo, la falta de herramientas para solucionarlo y el desinterés general con que primo todo), lo cual es algo cierto.
Ojo, no malinterpretemos el contexto. Soy alguien responsable y estudioso (dedico mas de la mitad de mi día a los estudios) pero mi verdadero interés se encuentra aquí, en el ocultismo, en el desarrollo espiritual, si así se le quiere llamar. Busquen un sinónimo que se aplique mejor a su paradigma y su visión sobre el mismo.
La familia tampoco se preocupo mucho por eso y me dejo a mi albedrío la situación, lo cual es algo normal en mi día a día (todos se fueron, dándole poca importancia al tema) e incluso me perdí en escenarios extraños, lo cual podría mostrar cierta confusión y dispersión.
Ojo, es un análisis muy sencillo para que se den una idea general, no estoy profundizando como en su momento hice.

Ahora, teniendo las dos opciones ¿no se notan las incongruencias? ¿las cosas extrañas y obscuras que se presentaron en el sueño?
Les digo que me llamó mucho la atención lo bien planeado que todo estuvo, aprovechando mi falta de lucidez en un momento como ese, y de haber sido así, de la que me salvé.
Es una falta de respeto gigantesca apelar a situaciones tan bajas como las que presencié en ese sueño, y al mismo tiempo, son muy peligrosas. Se puede caer muy fácil en la trampa, sin ser verdaderamente consciente de ello...y a saber que le ocurre luego a tu alma y donde ella termina, total, fue uno el que firmo.

Compañeros del foro.
Si alguno vivió algo similar, les pido que me lo comenten, para poder intentar llenar un poco con mas experiencias esta "variante de ataque" tan camuflada de la que aparentemente fui victima, y también para poder encontrar formas alternativas de defenderse ante la misma, sin tener que depender de la suerte y el azar, como fue en mi caso.
Me tome el trabajo de buscar información similar y encontré muy poca que sea relativamente fiable (en concreto, la experiencia de un usuario en otro foro al que le puedo dar confianza) y los elementos tenían bastante congruencia, pero no es suficiente para sacar una claridad absoluta respecto a lo planteado anteriormente.

En fin, les dejo allí ese pequeño granito de arena introductorio, el cual espero que no se me repita a mi, ni que a otros usuarios les toque la canallada de vivirlo.

Saludos.

_________________
Feliz el que no insiste en tener razón, porque nadie la tiene o todos la tienen.
avatar
Arinn
Admin

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/07/2017
Edad : 19
Localización : Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.